Unidad 11. Dominantes secundarias

BergLa dominante principal de una tonalidad es, como ya sabemos, su V grado. Se considera “principal” por ser la dominante de la tónica (I), el grado más importante en cualquier tonalidad.

Las dominantes secundarias son las dominantes de otros grados distintos del I (tónica), constituyen un recurso armónico muy popular cuyo origen puede rastrearse desde la Edad Media (en las sensibles “artificiales” del Ars Antiqua) y serán el primer sistema de funciones que ampliará el espacio diatónico que hemos manejado hasta ahora, introduciendo nuevas alteraciones y efectos armónicos.

¿Qué es una dominante secundaria?

Una dominante secundaria es la dominante de cualquier grado distinto de la tónica. Una dominante secundaria se define con respecto a su acorde de resolución del mismo modo que el V grado (dominante principal) se define con respecto a la tónica: Por un movimiento de cuarta ascendente (o quinta descendente) de tipo V-I.

Dado un grado N, denominaremos a su dominante como V/N: Así el V/II (“quinto del segundo grado”) será la dominante del II grado, y así con todos los grados. Dicho V/N estará siempre a una cuarta justa de distancia por debajo del grado N.

Solo los grados perfectos (con quinta justa) tienen dominantes secundarias, pues solo ellos podrían ejercer la función de tónica. Los grados disminuidos (por ejemplo, el VII en ambos modos, o el II del modo menor) no tienen dominantes secundarias.

Una dominante secundaria es una dominante que corresponde a un grado distinto de la tónica.

Morfología y resolución de las funciones de dominante

En la Unidad 10 hemos visto que las funciones de dominante (V, VII) resuelven regularmente en en el I grado (cadencia auténtica) debido a la tendencia de la sensible a resolver en la tónica.

Para construir una dominante secundaria debemos recordar que:

  • El acorde de V grado es siempre mayor, que la tercera del acorde es la sensible y que la resolución regular del acorde es al acorde situado una 4ª justa por encima o 5ª justa por debajo de él. Se usa preferentemente en estado fundamental y en 1ª inversión (V6).
  • El acorde de VII grado es siempre disminuido, que la sensible es la fundamental del acorde y que la resolución regular del acorde es al acorde situado una 2ª menor por encima. Se usa preferentemente en primera inversión (VII6).
  • El acorde de V7 grado es siempre una séptima de dominante (M|7m), que la tercera del acorde es la sensible y que la resolución regular del acorde es al acorde situado una 5ª justa inferior. Se emplea en todas sus inversiones.

Resumimos los datos anteriores en la siguiente tabla:

Función de dominante

Especie

Sensible

Resolución regular

Inversiones principales

V

M

5J ↓

F y 1ª inv.

VII

dis

F

2m­ ↑

1ª inv.

V7

M|7m

5J ↓

Todas

Transformación de un acorde en un V7

La forma más sencilla de transformar un acorde cualquiera en una dominante secundaria consiste en convertirlo en un acorde de séptima de dominante. Esto se hace añadiéndole una séptima menor y alterándolo -si es necesario- para que su tríada fundamental sea mayor. El acorde resultante es un V del grado situado una quinta justa por debajo (o cuarta justa por encima)

Al transformar en séptimas de dominante cada uno de los grados del modo mayor, obtenemos las siguientes dominantes secundarias:

  • I pasa a ser V/IV (dominante del IV).
  • II pasa a ser V/V (dominante de la dominante).
  • III pasa a ser V/VI (dominante del VI).
  • IV pasa a ser V/♭VII (dominante de la subtónica).
  • VI pasa a ser V/II (dominante del II).
  • VII pasa a ser V/III (dominante del III).

De forma análoga, transformando en séptima de dominante cada uno de los grados del modo menor, obtenemos las siguientes dominantes secundarias:

  • I pasa a ser V/IV (dominante del IV).
  • II pasa a ser V/V (dominante de la dominante).
  • III pasa a ser V/VI (dominante del VI).
  • IV pasa a ser V/♭VII (dominante de la subtónica).
  • VI pasa a ser V/♭II (dominante del♭II, napolitano).

Recuerda además que ♭VII ejerce la función V/III (dominante del relativo) sin necesidad de transformación (como ya vimos en la Unidad 6).

Otras transformaciones

1. Transformación de un acorde en un V (tríada)

No siempre es necesario recurrir a un acorde de séptima de dominante para obtener un V secundario. En efecto, si el grado a transformar es menor (o disminuido) basta con hacerlo mayor para que suene como la dominante del situado una cuarta justa por encima. En este caso, la “nueva” 3ª mayor suena como una sensible del grado al que resolveremos.

En el modo mayor, esto es posible con los grados II, III, VI y VII, que se transformarían en V/V, V/VI, V/II y V/III, respectivamente. Y en el modo menor, con el I, el II o el IV, al transformarlos en V/IV, V/V o V/♭VII, respectivamente.

2. Transformación en VII6

Como vimos en la Unidad 3, el VII grado cumple también, aunque de forma más débil, como función de dominante. Esta función se emplea principalmente, como vimos en la Unidad 7, en 1ª inversión.

Podemos obtener un tipo más sutil de dominante secundaria transformando cualquier acorde perfecto (mayor o menor) en un acorde disminuido, en cuyo caso sonará como dominante (en forma de VII6 grado secundario) del grado situado una 2ª menor por arriba.

Así, en el modo mayor, podríamos transformar los grados I, III, IV y V en VII/II (“séptimo del segundo”), VII/IV, VII/V y VII/VI, respectivamente. O en el modo menor, transformar el III o el V en el VII/IV o el VII/VI, respectivamente.

Conviene tener en cuenta también que, en el modo menor, el II grado (disminuido) puede utilizarse como VII del relativo sin necesidad de alterar ningún sonido.

Dominantes por extensión

Las dominantes por extensión se producen cuando el acorde en el que resuelve una dominante es, a su vez, transformado en una nueva dominante. Este procedimiento puede aplicarse de forma recursiva.

Los acordes que forman parte de una serie de dominantes por extensión forman un círculo de quintas (ver Unidad 9).

Ejemplos musicales

Los ejemplos musicales de esta página incorporan acordes de séptima de dominante en estado fundamental. La serie muestra un conjunto de ejemplos musicales en orden creciente de dificultad, incorporando gradualmente acordes de séptima de dominante en función de dominante secundaria.

Materiales de trabajo

Descarga la HOJA DE EJERCICIOS correspondiente a esta Unidad.

IR A LA UNIDAD 12

11 pensamientos en “Unidad 11. Dominantes secundarias

  1. daricala

    Buenas tardes! Muy buena pagina, me está ayudando muchísimo a reforzar conceptos de armonía, y a entender bastantes que no entendia.
    Seria posible que colgases las soluciones a los ejercicios de esta unidad?

    Muchísimas gracias de antemano, maese Rafael

    Responder
  2. Carlos Jr Fernadez

    Me gusta lo que haces, gracias por este gran aporte, a partir de la lección 8 ya no hay ejercicios para imprimirlos, gustaría que los pusiera, si te es posible hacerlo gracias

    Responder
    1. bustena Autor

      Gracias por el comentario. Los ejercicios irán publicándose según estén listos del todo. Actualmente estoy revisando otros apartados de la web más prioritarios y es posible que tarden algunos meses en salir lo ejercicios. Saludos!

      Responder
  3. Jose Antonio Guerrero Fernandez

    Veo que en los ejemplos, en el cifrado no indica si el acorde de dominante secundario esta en inversión o no, es decir V/VI sin su correspondiente 6 por ejemplo, en los ejercicios se debe de hacer esta forma?, ya que no se indica la inversión en la que se encuentra, o debe estar en fundamental? es que son dudas que aunque parezcan absurdas al principio me cuesta arrancar si no lo entiendo bien, lo he intentado pero de esta forma tengo que empezar de nuevo porque siempre acabo incumpliendo alguna regla, tengo que doblar la tercera, permitir una octava paralela…

    Responder
      1. Jose Antonio Guerrero Fernandez

        vale, las dominates secundarias tambien se cifran con su respectiva inversion, gracias al principio no entendi, al no ver ningun acorde en inversion y ninguna regla de conduccion hacia estos acordes se me hizo raro. Se siguen respetando las mismas reglas, se permiten en este caso quintas paralelas? no se, al ser quintas es mas probable que aparezcan quintas u octavas supongo….

      2. bustena Autor

        Las reglas de conducción son siempre las mismas. Las quintas y las octavas paralelas son tan probables con dominantes secundarias como sin ellas.

  4. Jose Antonio Guerrero Fernandez

    No lo entiendo demasiado bien, en uno de los ejercicios pone un acorde con #5 y # abajo en el mismo acorde, quiere decir se eleva la 5a respecto a la nota del Bajo y tambien la 3a entonces
    y en lo de 4 y # primero hago apoyatura de 4a y luego la 3a respecto al Bajo la aumento. no?

    De todas formas espero esa unidad de Cifrados para seguir con los ejercicios de dominantes secundarias y apoyaturas, que si parecen bastante mas dificiles que los anteriores que solo eran con las funciones diatonicas las cuales todavia debo reforzar un poco mas.

    Responder
    1. bustena Autor

      Eso es, con #5/# se elevan la 3ª y la 5ª. Correcto lo del 4-3m, primero una 4ª (cuida no escribir a la vez la 3ª en otra voz) y luego esa 4ª desciende a la 3ª alterada.

      Responder
  5. Jose Antonio Guerrero Fernandez

    perdone pero me lio un poco con los cifrados, no tiene alguna unidad donde explique cada uno de los cifrados, porque muchos no los entiendo bien: #5 con # abajo, quiere decir que se sostiene la 3a a partir del bajo y tambien la 5ta?, el 7+ que se añade la 7a del acorde, tambien vi uno que pone 4 y # pero no justo al lado sino apartado, en este se añade 4a y luego se sostiene como nota de paso?

    tiene alguna unidad donde los explique todos??

    Responder
    1. bustena Autor

      Estoy preparando una unidad dedicada al cifrado barroco. Como has deducido bien, un # significa que debe elevarse la tercera con respecto al bajo (pero no la 5ª). Si el # aparece delante de una cifra (#5, #6), debe alterarse la nota situada a dicho intervalo con respecto al bajo (la 5ª, la 6ª, etc.).
      Sobre el 7 con 4 y #, se trata de una séptima de dominante con retardo de cuarta. Es decir, se escribe primero el acorde de 7ª, pero en lugar de la 3ª se escribe la 4ª, y a continuación dicha 4ª resuelve descendiendo a la 3ª. Si pone # está indicando que esta 3ª debe incluir dicho sostenido. La 4ª es por tanto una apoyatura (Unidad 5).

      Responder

¿Qué te ha parecido?