Antonín Dvořák – Sinfonía nº9 – 4. Allegro con fuoco (1893)

Tonalidad: Mi menor.
Duración: 8 compases 4/4.
Cambios: 10.
Dificultad: Nivel 3.


Antonín Dvořák es el compositor checo más destacado del siglo XIX. Su estilo concilia el formalismo germánico con algunos rasgos idiosincráticos del folclore bohemio.

Análisis

El tema principal del movimiento final de esta célebre sinfonía comienza con una frase de 8 compases repetida dos veces. La frase se divide en dos segmentos: El primero, armoniza una melodía en modo eolio eludiendo el V grado y empleando a cambio los grados I, III y IV del modo menor.

El segundo segmento (cc.5-8) sí utiliza la dominante pero como acorde de enlace (en 2ª inversión) entre I6 y I.

¡Hostia, el Papa! Y Dudamel sacudiendo la melena como una rockstar enloquecida.

(Visited 33 times, 1 visits today)

¿Qué te ha parecido?