Ludwig van Beethoven – Concierto para piano nº3 – 2. Largo (1803)

Tonalidad: Mi mayor.
Duración: 5 compases 3/4.
Cambios: 10.
Dificultad: Nivel 3.


Ludwig van Beethoven fue un compositor alemán, considerado uno de los grandes genios de la cultura occidental, a la altura de Shakespeare o Leonardo da Vinci. Sus nueve sinfonías son consideradas el núcleo del canon sinfónico moderno.

Análisis

Tras un largo solo inicial en el que el piano expone de forma casi improvisatoria el lírico tema principal del movimiento, la orquesta realiza un expansivo ritornello antes de proseguir hacia la transición.

El tema utiliza apenas las funciones de I y V grado, convenientemente invertidos para suavizar la línea de bajo. En la parte central, la armonía se detiene momentáneamente en un I6.

La primera aparición del IV grado tiene lugar como una mera bordadura, que se percibe como un infructuos intento de avanzar. Una segunda introducción del IV grado sirve -esta vez sí- para poner en marcha la cadencia final IV-V-I, el V amplificado mediante una sexta y cuarta cadencial.

Cuando Krystian Zimerman estaba tocando este tema junto a Leonard Bernstein, sin duda estaba imbuido en la “universalidad” del genio de Bonn. ¡Cuánta mandanga nos han vendido los alemanes!

(Visited 61 times, 1 visits today)

¿Qué te ha parecido?