Unidad 2 – La séptima como disonancia

oveja_negraEn la Unidad 1 hemos conocido el acorde de séptima, entendido como un acorde de cuatro notas construido a partir de un sonido fundamental.

En esta unidad estudiaremos algunos usos de la séptima en los cuales ésta actúa como disonancia, pero no da lugar a un acorde significativo desde el punto de vista funcional:

  1. La nota de paso. Cuando, al enlazar una consonancia con otra, una voz da lugar momentáneamente a un acorde de séptima.
  2. El acorde de paso o de enlace. Cuando al enlazar un I grado con su 1ª inversión la fundamental en la voz superior permanece inmóvil produciendo momentáneamente un acorde de séptima.
  3. El retardo. Cuando la séptima resuelve descendiendo mientras el resto de las voces permanece inmóvil, produciendo finalmente un acorde de sexta (tríada en 1ª inversión).

La nota de paso

Por nota de paso entendemos una disonancia (de séptima o de cualquier otro intervalo) que se produce al enlazar melódicamente (esto es, sin saltar), una consonancia con otra.

Las notas de paso hacen que las voces suenen más melódicas e independientes, pero no deben usarse indiscriminadamente y además deben evitarse cuando provocan quintas u octavas paralelas, o cualquier otro defecto de conducción.

Las notas de paso dan fluidez e independencia a las voces, pero deben evitarse si producen quintas u octavas paralelas.

Los acordes de paso o de enlace

Llamamos acorde de paso o de enlace a un acorde cuya función es enlazar dos acordes funcionalmente similares. El caso más típico es el utilizado para enlazar dos inversiones de un mismo acorde.

Hasta ahora hemos conocido sobre todo los acordes que enlazan entre sí el estado fundamental y la primera inversión del acorde de I grado (o viceversa):

  • Enlace mediante un acorde de sexta.
  • Enlace mediante un acorde de sexta y cuarta.
  • Enlace mediante un acorde de 7ª de dominante en 2ª inversión.

También es posible enlazar estos acordes manteniendo la fundamental en una voz superior, formando un acorde de 7ª sin quinta. Una variante de este acorde de enlace es el que resulta de mantener también la quinta del acorde (m7(11)).

El retardo de séptima

El retardo de séptima constituye el uso más importante de la disonancia de séptima desde el punto de vista armónico. El retardo de séptima es una disonancia de séptima que resuelve descendentemente en el mismo acorde produciendo un intervalo de sexta con el bajo.

A diferencia del acorde de séptima, en el acorde formado por un retardo de séptima, ésta no se percibe como la nota real del acorde, sino como una disonancia que resuelve en parte débil en la nota real del acorde, la sexta.

Sobre este acorde debemos recordar dos características:

  • El “acorde de séptima” producido por un retardo de séptima suele omitir la quinta porque ello facilita el enlace.
  • El retardo de séptima no debe duplicarse (las disonancias no se duplican). En su lugar es posible duplicar tanto el bajo como la 3ª con respecto al bajo.
  • La preparación del retardo debe ser, al menos, una figura de duración igual a la del retardo, nunca inferior.

El retardo de séptima comparte, por tanto, todas las características (preparación y resolución, cifrado de la función) del ya conocido retardo de cuarta, y por ello mismo no debe ser considerado un acorde como tal: De hecho, al igual que hacemos con el retardo de cuarta, asignaremos al retardo de séptima la función del acorde en el cual resuelve dicha séptima

La función del retardo de séptima es la del acorde de sexta en el cual resuelve.

Series de sextas, de retardos 7-6 y series de séptimas

Al estudiar los acordes de sexta (Unidad 8 del curso I) conocimos las series de sextas. Estas series son sucesiones de tres o más acordes de sexta que se mueven generalmente por grado conjunto. El enlace de las series de sexta solo resulta natural cuando se realiza a tres voces, y por esta razón se autoriza a silenciar cualquiera de las cuatro voces.

La serie de retardos 7-6 se puede considerar una variante de la serie de sextas descendente. Al igual que en el caso anterior, el enlace de las series de retardos 7-6 solo resulta natural a tres voces, y por ello también autorizamos a silenciar cualquiera de las cuatro voces.

La serie de séptimas es una progresión en círculo de quintas formado por acordes de séptima (ver Unidad 9 del curso I). Si comparamos esta progresión con las anteriores encontraremos muchas semejanzas: Se trata, de hecho, de una serie de retardos 7-6 sobre un bajo en círculo de quintas que convierte a los retardos de 7ª en acordes de séptima plenos, y produce nuevos acordes de séptima en los acordes de sexta previos..

Como vimos en la unidad anterior, la serie de séptimas constituye el uso principal de los acordes de séptima diatónicos junto con los acordes cadenciales de II7 y IV7 grado.

Las series de séptimas se producen siempre sobre una serie de fundamentales en círculo de quintas.

Ejercicios

Descarga la HOJA DE EJERCICIOS correspondiente a esta unidad.

Un pensamiento en “Unidad 2 – La séptima como disonancia

  1. Javier

    Me encanta el trabajo que haces en este sitio. He sido profesor de conservatorio durante veinte años, instrumento, y aunque me canse de la docencia y renuncie a la plaza que tenia por oposicion para dedicarme a otra actividad, sin relacion alguna con la musica, esta continua atrayendome como un iman. A pesar de ser empresario, desde hace años, no he olvidado la musica, no podria vivir sin ella, sitios como este realizan una excelente aportacion a la difusion de algunas de las disciplinas mas bellas de la musica, en este caso la Armonia, enhorabuena por este sitio del que ya me he hecho seguidor.

    Responder

¿Qué te ha parecido?