Antonín Dvořák – Sinfonía nº9 – 1. Allegro molto (1893)

Tonalidad: Mi menor.
Duración: 16 (8+8) compases 2/4.
Cambios: 12.
Dificultad: Nivel 2.


Antonín Dvořák es el compositor checo más destacado del siglo XIX. Su estilo concilia el formalismo germánico con algunos rasgos idiosincráticos del folclore bohemio.

Análisis

Este periodo binario constituye el inicio del tema principal del primer movimiento de la sinfonía “Del nuevo mundo”. Una melodía arpegiada es armonizada en el antecedente (cc-1-8) mediante las funciones I-VI-I-V-I (la función de subdominante ha sido sustituida por el VI, subdominante “débil”).

En el consecuente, la melodía deriva a la tonalidad del relativo (Sol mayor), para lo cual se aprovecha el inicio del antecedente (I-VI), que es interpretado aquí como VI-IV de Sol para resolver en la tónica I, antes de que la relación V-I apuntale esta flexión.

¡Qué mejor que una orquesta danesa para interpretar la sinfonía “del nuevo mundo” de Dvořák! (es un decir)

(Visited 44 times, 1 visits today)

¿Qué te ha parecido?