Ludwig van Beethoven – Sonata para violín nº2 – 1. Allegro vivace (1798)

Tonalidad inicial: Fa# menor.
Duración: 16 compases 6/8.
Cambios: 14.
Dificultad: Nivel 3.

Ludwig van Beethoven es considerado uno de los más emblemáticos representantes del clasicismo vienés así como uno de los más grandes compositores de la música occidental. Compuso, entre otras obras, diez sonatas para violín y piano.

Análisis

Esta transición enlaza dos tonalidades vecinas (La mayor y Mi mayor) por el camino más retorcido e ingenioso posible. Se produce mediante una secuencia armónica que encadena dos progresiones V-I por semitonos ascendentes: El primer V-I se realiza en el relativo de La mayor (Fa# menor). La nueva tónica (Fa#), en la voz superior, es convertida en sensible de Sol mediante un acorde D7, justificando así el V-I en esta tonalidad.

El segundo paso de la secuencia procede de forma idéntica: El primer V-I se realiza en el relativo de Sol mayor (Mi menor). La nueva tónica (Mi) es convertida en sensible de Fa mediante un acorde C7.

La tónica Fa es enlazada como ♭II (napolitano) de Mi mayor, a través del V de esta tonalidad, para concluir con una cadencia perfecta.

La mejor actitud ante la música de cámara es la naturalidad.

(Visited 107 times, 1 visits today)

¿Qué te ha parecido?