Ludwig van Beethoven – Sinfonía nº2: 1. Allegro con brio (1802)

Tonalidad Final: Re mayor.
Duración: 8 compases 4/4.
Cambios: 21.
Dificultad: Nivel 5.


Ludwig van Beethoven fue un compositor alemán, considerado uno de los grandes genios de la cultura occidental, a la altura de Shakespeare o Leonardo da Vinci. Sus nueve sinfonías son consideradas el núcleo del canon sinfónico moderno.

Análisis

La progresión omnibus es la progresión en armonía errante (tonalidad indeterminada) más frecuente del siglo XIX. Consiste en el intercambio cromático entre la fundamental y la tercera de un acorde de séptima de dominante, manteniendo la quinta y la séptima, por ejemplo: G7-B♭/A♭-Dm/A-B♭7-G7/B. Esta progresión puede iniciarse y detenerse en cualquiera de sus pasos, así como recorrerse en ambos sentidos.

Pasos de la progresión omnibus con línea de bajo descendente:

[1] G7/B – [2] B♭7 – [3] Dm/A – [4] B♭7/A♭ – [5] G7

La coda del movimiento inicial de esta sinfonía es coronada mediante una espectacular progresión tipo ómnibus que se inicia con el acorde de Re dominante para recorrer los pasos [5-4-3-2-1], donde el [1] remplaza el V65 en 1ª inversión por el acorde VII7.

Cada acorde [1] (VII7) resuelve en un nuevo segmento [3-2-1] un total de tres veces hasta que el acorde B7 es reconducido como V/II en Re mayor concluyendo en esta tonalidad tras realizar dos progresiones cadenciales: Por círculo de quintas V/II-II-V-I y por terceras descendentes I-VI-II6-V-I.

La progresión en círculo de quintas está enriquecida mediante retardos de novena.

Instrumentos de época dando caña de la buena a Beethoven.

(Visited 261 times, 1 visits today)

¿Qué te ha parecido?