Unidad 5 – Acordes de séptima sobre el VII grado

En la Unidad 10 del Curso I de Armonía hemos estudiado los acordes de séptima sobre el V grado (acordes de séptima de dominante). En la Unidad 1 del presente curso, hemos estudiado los acordes de séptima sobre los restantes grados salvo el VII.

En esta unidad nos ocuparemos de los que son quizá los acordes de séptima diatónicos más peculiares: Los construidos sobre la sensible, o acordes de séptima sobre el VII grado.

Los acordes de 7ª sobre el VII grado

Como sabes, el VII grado se distingue de los demás porque su tríada es disminuida y, debido a ello, no representa una región tonal (no puede ser nunca tónica). Por esta razón, y dado su funcionamiento como acordes de dominante, los acordes de 7ª sobre el VII grado han sido considerados por algunos teóricos como variantes de los dos acordes de 9ª de dominante en los que se hubiera omitido el sonido fundamental:

Los acordes VII7 tienen ambos una tríada fundamental disminuida y se distinguen entre sí únicamente por la séptima. Ambos acordes tienen cifrados específicos:

  • La séptima de sensible es el acorde VII7 correspondiente al modo mayor. Consta de una tríada disminuida más una séptima menor (dis|7m). Esta morfología es denominada también “de séptima semidisminuida” puesto que la quinta es disminuida pero la séptima no. El estado fundamental de este acorde se cifra con un 7 y un 5 tachado (el tachado indica que la 5ª es disminuida).
  • La séptima disminuida es el acorde VII7 correspondiente al modo menor. Consta de una tríada disminuida más una séptima disminuida (dis|7dis). El estado fundamental de este acorde se cifra con un 7 tachado, que indica que la 7ª (así como la 5ª) es disminuida.

Enlace de los acordes de séptima sobre el VII grado

Los acordes VII7 resuelven de forma regular en la tónica y tienen dos notas de resolución obligada:

  • La sensible (fundamental del acorde) debe resolver ascendentemente a la tónica.
  • La 7ª debe descender por grado.

Tanto si la 7ª es disminuida como si es menor, el enlace VII7 – I no ofrece muchos problemas: La mayor parte de las disposiciones permiten el enlace por movimiento contrario. Para evitar las quintas paralelas que se producirían mediante este enlace cuando la 7ª está dispuesta sobre la 3ª, tenemos dos soluciones:

  1. Duplicar la tercera del acorde en el I grado.
  2. Duplicar la quinta del acorde en el I grado.
  3. Evitar las quintas mediante en empleo de un retardo de novena (o de 9ª y 4ª) en el I grado.

Al igual que ocurre con los restantes acordes disonantes de dominante (como el V7 o el V9), no es necesario preparar la séptima de los acordes VII7 aunque conviene evitar alcanzar dicha séptima por salto descendente.

Los acordes VII7 como dominantes secundarias

Los acordes VII7 pueden emplearse como dominantes secundarias de cualquier grado. Para construir el VII7 secundario de cualquier grado (mayor o menor) seguiremos las siguientes reglas:

  • El acorde deberá construirse sobre la sensible del grado en cuestión: Es decir, sobre el grado inferior alterado (si es necesario) para que quede a distancia de semitono del grado al que vaya a resolver.
  • La tríada fundamental del acorde VII7 deberá alterarse para que sea una tríada disminuida.
  • La séptima del acorde permanecerá inalterada de acuerdo con la tonalidad en la que nos encontremos: en algunos casos será disminuida y, en otros, menor.

Al calcular las dominantes secundarias del tipo VII7 en el modo mayor, obtenemos:

Al calcular las dominantes secundarias del tipo VII7 en el modo menor, obtenemos:

Pese a lo dicho más arriba, es muy frecuente la sustitución del acorde de séptima de sensible (semidisminuido) por el de séptima disminuida, aún cuando la séptima disminuida no forme parte de la tonalidad. En algunos casos (como en el del VII7/II del modo mayor), esta sustitución es más la norma que la excepción.

Ejercicios

Descarga la HOJA DE EJERCICIOS correspondiente a esta unidad.

¿Qué te ha parecido?